En la Escuela: Fracaso, dificultades, problemas ...

Gabinete de Psicología Montserrat Guerra


Psicologo Infantil en Santander

Fracaso Escolar:

PSICOLOGO NIÑOS EN SANTANDER – Hablamos de fracaso escolar cuando un niño no es capaz de alcanzar el nivel de rendimiento medio esperado para su edad y nivel pedagógico.

Estos son algunos de los síntomas que giran en torno al fracaso escolar:

  • Ponerse a estudiar es comenzar una guerra que parece no tener fin. Se niega o retrasa la hora de realizar los deberes, convirtiéndolo en una lucha de poder.
  • No organiza ni planifica adecuadamente el tiempo de estudio. El tiempo “no le cunde”.
  • No puede o no quiere realizar los ejercicios que el profesor pide durante la clase.
  • No sabe hacer los deberes o exámenes. Se aturulla o no sabe por dónde empezar. No sigue una secuencia lógica.
  • En el colegio “se queda en blanco”.
  • Problemas para retener o recordar cosas. No puede seguir el ritmo de la clase o los estudios.
  • Se describe como distraído, ausente, perdido.
  • Los profesores dan toques de atención sobre su nivel académico respecto al de sus compañeros. Las notas son bajas.

Tanto para los padres como para el niño, el fracaso escolar tan temprano es un drama que provoca gran sufrimiento porque no hay alternativa al colegio, los niños deben asistir al colegio e integrarse en el grupo escolar que le corresponde. Por este motivo, es necesario encontrar los motivos y origen de estas dificultades. La colaboración de los padres es muy importante en este proceso.

Dificultades de Aprendizaje:

Un niño con problemas de aprendizaje en comparación con otros de su misma edad tendrá más dificultades para aprender, entender y hacer cosas.

Los trastornos del aprendizaje pueden ser generales o específicos, es decir, la persona afectada encuentra dificultades en sólo una actividad en particular pero se maneja bien con el resto. Por ejemplo, un niño puede tener dificultades al leer, escribir o entender lo que se le dice pero no tener ningún problema en otras áreas de la vida.

Las causas incluyen factores genéticos, infecciones antes del nacimiento, golpes, daño en el cerebro durante o poco después del parto. En casi la mitad de los niños afectados la causa del trastorno permanece desconocida incluso después de todas las pruebas médicas. Algunos niños pequeños con capacidades normales pueden parecer niños con problemas de aprendizaje, mostrando un retraso temporal que pueden recuperar lo no aprendido si se les da ayuda especializada.

Es importante reconocer cuanto antes que un niño está aprendiendo y desarrollándose más lentamente. Sólo cuando el problema es reconocido se puede ofrecer al niño y a su familia la ayuda que precisan.

A medida que el niño crece, irá necesitando el apoyo de un grupo de profesionales entre los que se encuentran los psicólogos.

La escuela es especialmente difícil para estos niños porque gira en torno al aprender. Los niños con problemas de aprendizaje encuentran que no pueden mantener el mismo ritmo que los demás niños.

Como todos los demás niños, los niños con trastornos del aprendizaje continúan progresando y aprendiendo durante toda su vida (aunque más lentamente). El objetivo de los profesionales es permitir que sus vidas sean como las de cualquier otro niño de su edad.

Problemas en el colegio:

Los problemas en el colegio pueden venir por varios frentes;

  • Problemas con uno o varios profesores.
  • Peleas o conflictos con otros niños.
  • Impulsividad. No se sabe controlar.
  • Rechazo de otros niños.
  • Acoso escolar-Bullying.
  • Relaciones inadecuadas.
  • Ausencia o dificultad de relación. Dificultad para crear lazos de amistad.
  • Notas o resultados no favorables.
  • Negarse a ir al colegio.
  • Problemas de control de esfínteres.
  • etc.

Los padres se sienten desconcertados ante toques de atención por parte de los responsables educativos ante los que no saben cómo actuar, porque no están presentes en los momentos en los que el niño no se comporta como se espera o porque ya lo han intentado todo.

Hábitos de Estudio y Rendimiento Escolar:

El rendimiento escolar hace referencia al nivel cuantitativo de conocimiento que obtiene un alumno, medido en una calificación numérica, en una prueba de evaluación. Cuando el niño o adolescente obtiene pobres o inadecuadas calificaciones en diferentes pruebas de evaluación, en comparación con su grupo de edad, se hablaría entonces de un problema de bajo rendimiento escolar.

El bajo rendimiento escolar es un fenómeno complejo, idiosincrático e influido por multitud de variables, tanto del propio individuo (variables personales, nivel intelectual, variables de personalidad y motivacionales, expectativas y atribuciones hacia el estudio, hábitos de estudio), como del contexto socio-cultural, el grupo de iguales, o el ambiente familiar. Entre todas estas variables se encuentran los llamados hábitos de estudio, el conjunto de actividades o conductas que lleva a cabo un individuo a la hora de enfrentarse al estudio de una materia y a la realización del material escolar. Los hábitos de estudio son uno de los predictores más importantes del éxito académico.