Terapia de Pareja Santander

Gabinete de Psicología Montserrat Guerra

Terapia de Pareja Santander

40€/sesión – ¿Qué es la Terapia de Pareja?

Terapia de Pareja es la ayuda profesional que se brinda a ambos miembros de una relación sentimental que atraviesa problemas de cualquier índole, dicha ayuda se proporciona por parte de un psicoterapeuta o psicólogo profesional, debidamente capacitado y facultado por los respectivos organismos oficiales del país donde ejerce su profesión.

El objetivo es desbloquear la situación de malestar entre ambos miembros, asumir la situación de una forma activa para tomar decisiones que eviten la situación de bucle en la que se encuentran, y evitar la infelicidad y el sufrimiento en un ámbito tan importante para la persona.

Los motivos que pueden llevar a una pareja heterosexual u homosexual a solicitar ayuda pueden ser diversos y formará parte de su confidencialidad y la de su psicólogo.

volver

¿Cuándo se hace necesaria la Terapia de Pareja?

La primera reacción de una pareja con dificultades es ignorarlas (es una reacción humana natural e instintiva), pero al ser problemas tan importantes para la vida de la persona estos problemas tarde o temprano se vuelven prioritarios. Buscar ayuda profesional es la forma más adecuada de enfrentarse a ellos, sobre todo, porque puede ser el inicio de las soluciones y de evitar una separación futura.

Las parejas se enfrentan a los mitos y creencias que cada uno trae de su familia de origen, los roles que han aprendido respectivamente durante su historia de vida y también, encuentran otras dificultades externas a la propia relación, que también suponen una fuente de estrés.

Causas que puedan generar una crisis de pareja:

  • Rutina o monotonía.
  • Falta de comunicación.
  • Desconfianza.
  • Desgaste de la relación por agotamiento de circunstancias.
  • Infidelidad.
  • Diferencias socioculturales.
  • Conflicto de intereses.
  • Incompatibilidad de personalidades.
  • En casos extremos, desordenes de personalidad o psiquiátricos.
  • Otros.

Algunos síntomas de problemas en la pareja:

  • Continúas discusiones.
  • Desinterés general por la relación y del uno por el otro.
  • Desinterés de uno o ambos por arreglar la situación.
  • Ausencia de relaciones sexuales o casi inexistentes.
  • Focalización de uno de los miembros en otras actividades (trabajo, deporte, hobbies, otras personas, fiestas…)
  • Falta de iniciativa para pasar tiempo juntos.
  • Relacionarse a través de los hijos u otro asunto, siendo el único punto en común y de conversación.
  • Faltas de respeto. Desprecios.
  • Celos desproporcionados.
  • Ausencia de detalles entre ambos o por parte de uno de ellos.
  • Referencias constantes a hechos pasados no superados o errores no perdonados.
  • Los problemas de pareja se repiten una y otra vez de manera recurrente sin apreciarse avances significativos en la resolución de los mismos.
  • La comunicación, las expresiones de afecto y apoyo mutuo se han visto reducidas de manera notable.
  • En las discusiones se emplean expresiones agresivas o comportamientos que hacen daño al otro.
  • Etc.

Algunas personas temen que la búsqueda de ayuda sea un signo de fracaso. Es mejor buscar ayuda al inicio de la problemática que esperar a que las dificultades sean demasiado graves para solventarlas o se hayan extendido a otras personas del ámbito familiar.

volver

¿Objetivos de la Terapia de Pareja y Función del Psicólogo en la misma?

Un psicólogo ofrece apoyo e interviene para explicar las causas que han llevado a ambos miembros a la situación actual, detecta los patrones destructivos que se han establecido y propone pautas, ejercicios y negociaciones para llegar a una solución neutral de los problemas que bloquean la relación.

En la terapia de pareja se logra un mejor entendimiento a través del fomento de la comunicación entre ambos cónyuges, es importante encontrar nuevas maneras de relación para poder decir al otro lo que se siente, sin perder el respeto y valorando que es posible tener puntos de vista diferentes.

Objetivo: Escuchar, razonar y provocar cambios en las formas de actuación de uno o ambos miembros de la pareja para conseguir la comunicación y el desbloqueo emocional.

Un psicólogo ayuda a las parejas que quieren resolver satisfactoriamente los conflictos que afectan a su relación, nunca tomará partido por ninguno de los componentes. Su trabajo consistirá en que las dos personas consigan dialogar y entiendan qué sucede en la relación. Intentará que descubran cuáles son sus deseos y si realmente quieren continuar o no con su unión.

El resultado de una terapia de pareja depende de muchos factores pero hay dos aspectos muy importantes a tener en cuenta: lo motivados que están los miembros de la pareja para trabajar el problema, y lo importante que es para ambos la propia relación.

volver

¿Qué parejas pueden solicitar la terapia de pareja?

Todo tipo de pareja sin condición: parejas heterosexuales, homosexuales, parejas casadas, con hijos, sin hijos, novios que acaban de iniciar su relación, novios que llevan varios años juntos, parejas jóvenes, de mediana edad, en la tercera edad, parejas de hecho…

Las situaciones que unen a dos personas son variadas, pero debe darse un ingrediente fundamental; la ilusión por continuar juntos. Cuando algo interfiere esta ilusión es el momento de solicitar ayuda para solucionarlo.

volver